La Loca Chingada (Calaverita Literaria)

In Arte, Cultura y Poesía
Julie Sopetrán.

LA LOCA CHINGADA


Hoy me enteré que a la muerte

le gustan los girasoles;

se los pone como adorno

cuando pasea la noche.

Viste de mármol marrón

callejea por las calles;

patea todos los zocos

ostentando sus collares.

Altiva, esbelta, ajustada

de caderas y cintura;

encubre tras su pamela

desmedida dentadura.

Cuello largo, dedos finos

ojazos de calavera;

ella se cree muy guapa

pero te digo que es fea.

Para adornar su semblante

la vemos con dos aretes;

de esa manera se alegran

un poco sus pareceres…

Pero el cuello la delata

con sus argollas huesudas;

aunque se ponga colgante

no adorna su desmesura.

Y también lleva pulseras

hechas de barro macizo;

destacando en su apariencia

el sujetador postizo…

Así es la Loca Chingada

no te fíes de su aspecto;

porque va muy ataviada

disimulando sus huesos.

 

©Julie Sopetrán

You may also read!

Murales del Palacio de Gobierno de Tlaxcala: ‘Sacrificio y Gloria’ de Desiderio Hernández Xochitiotzin.

Entrevista y fotos por Mary J. Andrade En octubre de 1992 fui recibida en el hogar del pintor y

Read More...

La Barranca del Cobre

Un mundo sin fronteras de ondulantes cumbres y profundidades por explorar Texto y fotos por Mary J. Andrade México

Read More...

José Chávez Morado una leyenda del muralismo mexicano

Entrevista y fotos por Mary J. Andrade En septiembre de 1993 entrevisté al Maestro Chávez Morado en su casa-museo

Read More...

Mobile Sliding Menu