Panes en gran cantidad y variedad

In Gastronomía

Información en la Exposición de la Ofrenda Magna de la Ciudad de México

Fotos por Mary J. Andrade

En la ofrenda de los muertos, como en ningún otro momento del ciclo festivo, están presentes tanta variedad y cantidad de panes.

En la memoria de grandes y chicos vive el recuerdo de esos días: muy especialmente el trabajo familiar y colectivo en torno a buscar la leña, prender el horno de bóveda, amasar, adornar los panes o “bordarlos”, hornearlos y luego colocarlos en tablones.

Lo mismo en las panaderías de las ciudades, que en las poblaciones particularmente panaderas de los estados de Meexico, Chiapas, Guerrero, Oaxaca, Michoacán, Hidalgo, Puebla, Veracruz, Tlaxcala, entre otros, se adquieren desde semanas antes cargas y cargas de harina.

En regiones como la Huasteca, ese día se prenden los pequeños hornos familiares de piso de tierra o de ladrillo y los hombres y las mujeres mayores eleaboran panes de formas especialmente creativas, que ponen de manifiesto la relación entre el trabajo que se realiza con arcilla desde la época prehispánica y el que hacen estas manos indígenas y campesinas con la masa de trigo.

En la ofrenda además de los panes con figuras humanas, en cada región, se producen panes con diferentes significados y formas.

Los hay asociados al ciclo de vida como las coronas, las roscas y los rosquetes; muchos son regalos decorados con motivos florales, como las hojaldras y los medallones. Otros representan la fertilidad que en esta fiesta se asocia a la tierra y su constante reverdecer, resucitar; otros más, como los corazones, las flores y los pájaros significan el amor y la belleza. Hay panes que se repiten en distintas poblaciones, como las pezuñas; su forma data de la época colonial.

Esta ceremonia, fiesta y ofrenda es dinámica, cambiante sobre todo en las ciudades, en donde adquiere nuevas formas y expresiones, los valores permanecen; las formas cambian.

La ofrenda de muertos, como la mayoría de las fiestas y ceremonias en México, proporciona satisfacciones para todos los sentidos.

You may also read!

José Chávez Morado una leyenda del muralismo mexicano

Entrevista y fotos por Mary J. Andrade En septiembre de 1993 entrevisté al Maestro Chávez Morado en su casa-museo

Read More...

La celebración de la muerte en Michocán

Texto por Julie Sopetrán Fotos por Mary J. Andrade Michoacán En el idioma nahuatl, sería Michihuacan que quiere decir

Read More...

A legacy for present and future generations, from muralist Desiderio Hernandez Xochitiotzin

By Yolanda Reynolds Photos by Mary J. Andrade Entering the town of Tlaxcala, capitol of the State of Tlaxcala,

Read More...

Mobile Sliding Menu