Zacatecas es un tesoro cultural por descubrir

In Viajes

Tercera Parte

Texto y fotos por Mary J. Andrade

Una visita a la mina del Edén nos lleva a las profundidades de un mundo de piedra, de socabones oscuros iluminados por el sueño de riqueza, donde miles de trabajadores, durante varias generaciones, vieron transcurrir sus cortos años de vida dedicados a golpear la roca buscando el metal anhelado.

Sueños de riqueza y poder

Desde un costado del cerro, un pequeño tren se adentra 600 metros con su carga de visitantes. Al término del recorrido del tren, se inicia una caminata por túneles que dura alrededor de 30 minutos.

Interior de la mina del EdénDesde 1975 la mina del Edén, llamada así por la riqueza de su rendimiento, se convirtió en un centro turístico. En producción desde 1586 hasta 1960, una de las varias razones por la que se dejara de explotar esta mina, se debió a que en la cima del cerro descansa una parte de la ciudad, estando ya ubicado dentro de la la gran mancha urbana. En la actualidad, dentro de la mina funciona una discoteca, existen tiendas y se realizan recorridos turísticos.

El Cerro de la Bufa

En la cima del Cerro de la Bufa, al cual se puede llegar en el teleférico, un moderno funicular que atraviesa por encima del centro de la ciudad, se encuentra el Museo de la Toma de Zacatecas. Ahí se ubica también el mausoleo de los hombres ilustres de Zacatecas, así como la Capilla de Nuestra Señora del Patrocinio, Virgen patrona de la población.

Estatua de Panncho Villa en el Cerro de la BufaCasi en la cresta del cerro se hallan las estatuas a caballo de los héroes de la Revolución: Francisco Villa, Felipe Ángeles y Pánfilo Natera. Desde el mirador la vista de la ciudad, a los pies de los visitantes, es espléndida.

Andanzas o Tamborazos

Zacatecas sin Andanzas es como pasar por la ciudad sin ver el rostro de sus habitantes. Las Andanzas o Tamborazo Zacatecano es un recorrido musical que se realiza en la noche por calles y callejones del centro de la ciudad.

Miembros de un grupo del tamborazo

Para Zacatecas el Tamborazo es lo que para Guanajuato son sus callejoneadas y para Oaxaca su “Tuna de Antequera”. La gente se congrega alrededor de la banda, generalmente compuesta entre ocho y diez músicos, que inician la fiesta nocturna con melodías de la región. Previamente se entrega a los fiesteros unos jarritos que tienen una cinta amarrada a la “oreja”, lo cual facilita que el participante del Tamborazo se lo cuelgue como collar, para así asegurarse de no perderlo durante el recorrido y poder degustar del mezcal, que uno de los acompañantes de la banda se encarga de llevar en un burrito adornado con cintas, para repartir en cada uno de los descansos, lo que ayuda a soportar el frío de las noches zacatecanas.

Burrito con su carga de mezcalEl tamborazo nació con los barreteros a principios del siglo XVII. Los mineros trabajaban por pareja, el uno sentado sosteniendo la barreta y el otro parado golpeando con el morro (martillo).

El sonido del morro en la barreta crea el deseo de reproducir esos sonidos en un instrumento. Conseguida la primera parte, le ponen música, lo que da como resultado el Tamborazo. Luego estos instrumentos musicales se comienzan a escuchar el sábado por la tarde, al juntarse varios amigos, después de cobrar la raya (jornal). Unos visitaban a otros y de allí se iban a casa del hermano, compadre o primo, recorriendo hasta el amanecer las calles y callejones de Zacatecas, si no terminaban antes encarcelados…

Casa azulEn caso de que eso llegase a ocurrir, el barretero previamente instruía a su mujer de que si no aparecía a determinada hora fuese a buscarlo directamente a la cárcel. La mujer usaba el dinero disponible de los gastos de comida de la semana para pagar la multa. Para subsanar el problema económico se empeñaba el traje de fiesta del barretero y el siguiente sábado, con la paga de la semana de trabajo en la mina, desempeñaba el traje y la fiesta volvía a empezar.

Durante el recorrido se llega siempre a la Plaza de Músicos donde los integrantes del Tamborazo interpretan la Marcha Zacatecana, ante la estatua de su compositor Genaro Codina, la que fue estrenada una noche de 1893. Durante las fiestas de septiembre el Tamborazo se escucha casi todas las noches en las calles de Zacatecas.

Economía

Sus habitantes continúan trabajando en las minas, la plata continúa siendo una fuente de riqueza y de expresión artística a través de piezas que por su calidad y acabado son exportadas, siendo los Estados Unidos uno de sus mercados más fuertes, según Martiza Macotela Cáceres.

Plaza Goitia en el centro histórico de Zacatecas

Propietaria de una tienda de joyería y graduada en el Centro Platero, Maritza ha ganado premios con sus diseños y reconoce el valor del aprendizaje que tuvo en dicha institución que por diez años formó artesanos de la plata

Jóvenes reunidos en el centro de la ciudadOtros rubros de ingresos son la agricultura, la ganadería y el comercio. Aunque se calcula que un millón y medio de zacatecanos han emigrado a los Estados Unidos, contribuyendo a la economía del estado con remesas diarias de más de un millón de dólares.

Sin embargo es de anotar que por cada dólar que los zacatecanos envían a sus familias, ellos producen cuatro dólares para la economía de los Estados Unidos.

Las personas interesadas en obtener mayor información sobre el Estado de Zacatecas pueden visitar la página en el internet: www.turismozacatecas.gob.mx

You may also read!

Murales del Palacio de Gobierno de Tlaxcala: ‘Sacrificio y Gloria’ de Desiderio Hernández Xochitiotzin.

Entrevista y fotos por Mary J. Andrade En octubre de 1992 fui recibida en el hogar del pintor y

Read More...

La Barranca del Cobre

Un mundo sin fronteras de ondulantes cumbres y profundidades por explorar Texto y fotos por Mary J. Andrade México

Read More...

José Chávez Morado una leyenda del muralismo mexicano

Entrevista y fotos por Mary J. Andrade En septiembre de 1993 entrevisté al Maestro Chávez Morado en su casa-museo

Read More...

Mobile Sliding Menu